Un cuento de hadas…

 
Una pequeña mariposa nocturna ha salido de su crisalida
y comienza a extender sus alas llenas de luz,
para guiar en la inmensidad de la noche
a un pequeño duende que camina buscando su sueño…
 
Ahora es cuando la mariposa comienza a batir sus alas en el cielo…
pero no quiere dejar al pequeño duendecito…
Así que vuela a su alrededor mostrandole el camino
en medio de la oscuridad del sendero que camina…
Llora… no de tristeza sino de amor…
porque el duende se siente perdido y solo…
Y esas finas lágrimas que semejan polvo de estrellas,
cubren el cielo plagándolo de esas pequeñas luces que brillan en el manto estelar…
El duendecito mira al cielo…
su sonrisa siempre sincera…
está feliz!!!
Busca por todas partes la causa de tanta felicidad…
Sin embargo en el cielo no ve más que la Luna y sus estrellas…
Una lágrima rueda por su mejilla…
Perdió de vista a la mariposa…
Sigue caminando…
Cierra los ojos…
Su camino ha terminado…
Ahi, fuera de toda esa oscuridad…
Lejos de todas las espinas…
Estan las alas…
Esas que flotaban a su lado…
Pero la mariposa no está…
En su lugar una pequeña hada le sonrie…
A su lado nunca más estará solo…
 
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: