Sentí como se iba el aire de mi,
sentí como las gotas de sudor frías salian de mi piel,
sentí tu calor,
lo volví a disfrutar
y mientras el mareo me hacia flotar junto al aroma de ti cercano a mi
fuertemente sentí la cuerda amarrada a mi cuello,
la cuerda que me mantiene en el pedazo de realidad que no logré derrumbar con mis ilusas fantasias,
sentí la asfixia que me causa tu indiferencia,
sentí ahogarme con las lágrimas contenidas en mi garganta disfrazadas con sonrisas para no infundir sospechas.
Sentí mi mano tapar mi boca para que el dolor no se escapara
mientras corría hacia aquella esquina obscura sin vida,
se que no mejora mi situación el esconderme en rincones fríos y muertos
pero ahi me siento un poco mas viva.
Sentí tu risa vibrando cerca de mi,
sentí tus manos en mi piel,
sentí lo que pensé que ya habia enterrado,
sentí simplemente todo lo que tu nunca podrás sentir por mi… 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: